Tendencia que está arrasando en Silicon Valley

Por: Vogue

En Silicon Valley, la tierra donde germinan las start-ups, donde florecen las innovaciones tecnológicas que en el futuro serán el pan nuestro de cada día, la moda también encuentra su hueco por derecho propio. Y, por lo que podemos leer en el New York Times, el Valle establece su propio e independiente ecosistema de tendencias, al menos en materia de calzado. Este periódico alerta sobre la extensión de una de estas modas novedosas: después de los Vibrams, después de los Crocs, ahora vienen los Allbirds. Y lo cierto es que esta vez, a los habitantes de esta zona de San Francisco no les falta razón.

Se trata de unas sneakers elaboradas enteramente con lana de oveja merina, de diseño minimalista (incluso el logo de la marca se reduce a la ínfima expresión), y de las que existen dos modelos: uno con cordones y otro slip-on. El artículo del New York Times explica que desde Allbirds cuentan entre sus clientes a Larry Page, cofundador de Google, Dick Costolo, ex director de Twitter, y a los inversores de capital de riesgo Ben Horowitz y Mary Meeker.

Allbirds

La historia de Allbirds cumple las mismas expectativas narrativas que cualquier historia de emprendimiento de Silicon Valley;Tim Brown es un antiguo futbolista que un día se preguntó por qué la lana de las ovejas merinas (que aunque procedentes del norte de Marruecos y sur de España, pueblan los campos neozelandeses, la tierra en la que Brown creció) nunca se había empleado para elaborar calzado. Sus múltiples propiedades, tal y como apuntan en su página web, la hacían ventajosa para ello (capacidad de regular la temperatura, minimizar el olor y absorber la humedad, además de ser un recurso sostenible). Su apuesta se hizo una realidad al asociarse con Joey Zwillinger, un ingeniero experto en energías renovables de San Francisco. Ambos, en colaboración con una fábrica textil de Italia, consiguieron elaborar una fibra de lana apropiada para el calzado. 

Allbirds

Su creciente popularidad en Silicon Valley, les ha hecho recoger los frutos de su trabajo: la empresa ha recaudado en el último año 9,95 millones de dólares, en cifras del New York Times, y abrirá el próximo mes su primera tienda en Manhattan. Si quieres probar estas zapatillas que están revolucionando la tierra prometida de los emprendedores tecnológicos, en su web te puedes hacer con unas por un precio de 95 dólares. Allbirds te invita a probarlas durante 30 días después de la compra y, si no te convencen, devolverlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *