Spotify cambia de estrategia para seguir sacando a bailar a los millennials

millennials

Aunque el nacimiento de Spotify supuso en su momento una auténtica disrupción en el mundo digital revolucionando el mundo del streaming, parece que su fórmula de éxito está haciendo aguas.

Y es que, la aparición de nuevos competidores en el mercado y la fuerte presencia de las grandes tecnológicas como Apple la ha dejado en una posición de desventaja en el mercado pues no cuenta con ningún elemento diferenciador al no ser creador de su propio contenido.

Es por esta razón que a la marca no le ha quedado otro remedio que dar un vuelco a su estrategia de marketing para seguir siendo imprescindible en la vida de los usuarios y obtener una estabilidad a largo plazo.

Y este giro se sustenta en parte en la necesidad de ganar rapidez en el terreno publicitario gracias a la gran cantidad de datos que posee de sus usuarios y que le permiten entregar mensajes más precisos dependiendo de las audiencias a las que se dirijan.

La nueva estrategia ya se ha hecho realidad en un nuevo anuncio que la compañía de streaming ha lanzado. Se trata de “Moving”, una campaña basada en una encuesta que revelaba que el 28% de los estadounidenses pensaría en mudarse a Canadá en el caso de que Donald Trump ganase las elecciones.

Tras conocerse este dato, Spotify halló que los usuarios estaban comenzando a crear playlists centrados en esta mudanza y en los que la canción más popular era “My House” de Flo Rida.

Inmediatamente la compañía decidió lanzar un anuncio utilizando esta canción y en la que se ve a una pareja trasladando su casa en un remolque y acompañado del eslogan “Si eliges Canadá este noviembre, deja que “My House” sea tu canción”.

“Nuestra mejor baza es el nivel de detalle que tenemos sobre los datos de los usuarios que nos permiten saber qué es lo que llamará su atención. No se trata necesariamente de contar una historia de Spotify, sino la historia de los fanáticos de la música”, explica Seth Farbman, CMO de Spotify.

Otro de los puntos clave de la estrategia pasa por hacer de su comunidad su principal valor para la atracción de más usuarios. Así, en vez de aumentar los ingresos por suscriptores, Spotify se centra ahora en aumentar su base de usuarios.

“Los modelos exclusivos por suscripción no han probado su escala y los gratuitos no son rentables. Spotify ha combinado el poder de ambos”, señalan desde la compañía.

Ahora el reto está en encontrar el equilibrio entre el freemium y los usuarios de pago y es que, a día de hoy, el 90% de sus ingresos proceden del 31,4% de sus usuarios que tienen un valor de 1.960 millones de dólares.

Así, la compañía ha comenzado también a crear sus propios contenidos originales trabajando con actores como Tim Robbins en programas basados en la música y la cultura pop.

“Hemos estado buscando qué otro tipo de contenidos en vídeo les gustarían a los aficionados a la música y probaremos diferentes series para comprobar cómo reacciona la gente”, comenta Farbman.

Así pretende la compañía consolidarse como el servicio de música en streaming por excelencia que continúa creciendo a un ritmo de 2 millones de usuarios mensuales y alcanza ya los 100 millones de usuarios activos.

Vía: MarketingDirecto 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *