Looks que debes usar antes de terminar el verano

Una fiesta que dure hasta el amanecer: Las fiestas nocturnas en verano se hicieron, en términos estilísticos, para estrenar prendas de nueva colección. Dado que los días solo entienden de vestidos de playa, cualquier ‘summer party’ es el campo de pruebas perfecto para estrenar esas tendencias que muy pronto verás en todas las tiendas durante la época de entretiempo.

collagevintage
  • Camisa + minifalda

Y la ecuación no podría ser otra que camisa + minifalda. Porque, en agosto, por las noches empieza a refrescar, porque la camisa en verano está infravalorada –¿acaso hay algo menos pegado al cuerpo y, por ende, más fresco que esta prenda?– y porque elevan el nivel de sofisticación de cualquier outfit, incluida una minifalda.

@songofstyle
  • Estampado de lunares

Ya te lo advertimos en las compras de nueva colección: los lunares son el estampado del otoño que puedes empezar a llevar desde hoy mismo. Y las camisas, la prenda destinada a sucumbir ante este print en todo lo que queda de año (y más allá).

@styleheroine
  • Accesorios…

Hablamos de complementos que podrás amortizar durante todo el invierno. Desde unas sandalias plateadas –perfectas para cualquier evento futuro, con medias o calcetines incluidos– a un bolso de cuero negro que sea una inversión por dos motivos muy concretos: 1) que no pase de moda y 2) que sea una declaración de intenciones en sí mismo.

  • Joyas ‘minimal’

Cuando una camisa de lunares con mangas superlativas entra en acción, es el momento de darle todo el protagonismo. Y eso implica apostar por un absoluto minimalismo en las joyas: unos pendietes de aro dorados con un twist y un anillo de inspiración retro que actúe en solitario.

CV
  • ¡Y olé!

El otro 50% del look, la minifalda, también merece ser tendencia. Elige una que sea asimétrica con detalles plisadosque añadan cierta complicación a la mezcla pero, eso sí, que sea de un color tan discreto para que la camisa siga siendo el centro de atención.

@tuulavintage

Una tarde en la playa: No hablamos de una tarde en la playa cualquiera sino de una cita especial a la orilla del mar con amigos, familia o en pareja. De ahí que el look tenga que ser especial, pero también cómodo y sencillo que te permita moverte en la arena.

  • Un vestido ‘off-the-shoulder’

En la búsqueda por esa prenda tan cómoda como especial,elegimos un vestido ‘off-the-shoulder’ en un tono rosa empolvado que nos permita acentuar nuestro bronceado.Que marque la silueta, sin ser estrecho, y con detalles de volantes que transmitan mucha feminidad.

@collagevinatge
  • Detalles que importan

Pero hay un detalle importante que hace que ese vestido sea confortable en una cita en la playa: su longitud no debe sobrepasar la altura del tobillo. Porque caminar por la arena y llegar hasta la orilla del mar debería ser el camino más placentero del mundo.

  • Unos pendientes boho

Las joyas suben de nivel cuando hablamos de un sencillo vestido empolvado. Apuesta por unos pendientes de estética boho,superlativos y con detalles de pedrería, y un colgante que huela a verano. De estos complementos dependerá el caráctermenos informal del resto del look.

@chrisellelim

Un evento especial  (e inesperado): Aunque agosto no suele ser el típico mes de BBC –bodas, bautizos y comuniones–, el verano es una época en la que todo, absolutamente todo, puede pasar.Memoriza este look que te sacará de más de un apuro y que está compuesto de prendas que podrás amortizar en el futuro.

@collagevinatge
  • Un mono floral de seda

Sí, esta es la prenda en la que confiarás para esos eventos especiales de verano: un mono de seda con estampado floral y ciertos detalles que lo hacen sumamente adecuado. De la manga larga –que siempre añade sofisticación– al escote en la espalda, pasando por la silueta ajustada a la cintura pero fluida.

  • Un sombrero que lo cambie todo

A pesar de la elegancia del mono floral, los accesorios juegan un papel decisivo a la hora de convertirlo en el look de invitada perfecto. Te aconsejamos que confíes en un sombrero sencillo pero de un color vibrante que eleve el conjunto hasta el infinito (y más allá).

CV
  • Unas sandalias de terciopelo

Nunca es demasiado pronto para llevar algo de terciopelo. Eso sí, para poder lucir este tejido invernal en pleno agosto, la cosa se resume en un solo accesorio: sandalias. Las llevarás ahora pero serán tus fieles compañeras durante todo el invierno.

  • Un bolso de mimbre (pero no como imaginas)

Y, para terminar, un bolso de rafia cuya estética dista mucho de ser como imaginas –olvida toda referencia al capazo y a las cestas de mimbre por unos segundos–. Se trata de una versión elegante y sofisticada que tampoco desentonará con tus looks más sobrios llegado el otoño. Sí, existe.

 

Información: VOGUE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *