Las 4W de la publicidad nativa

Desde hace unos años, la publicidad nativa ha invadido el panorama “marketiniano”, tanto es así, que de acuerdo al último informe de Yahoo y Enders Analysis se espera un crecimiento del 156% en los próximos cinco años.

Pero, ¿sabemos realmente qué es la publicidad nativa?

Como algún que otro habrá respondido “no”, hoy vamos a dar una clase de marketing. Nos ponemos nuestras batas, gafas de protección, cogemos el bisturí y a continuación, procederemos a diseccionar la publicidad nativa hasta obtener sus 4W: el wué, el wuándo, el wómo y el por wué

¿Qué es la publicidad nativa?

La publicidad nativa se basa en tres principios básicos que analizaremos gracias a este pantallazo del HuffintongPost:

  • La inserción de contenido de pago que aporta valor a los usuarios de un determinado medio. Como vemos, el magazine Vignerons ha pagado(patrocinado) un post de alto valor, ya que si nos gusta el vino, querremos leer este artículo.
  • Tiene que integrarse de manera no intrusiva y respetuosa. No hay nada menos intrusivo que encontrar un artículo en la sección de “Te puede interesar”.
  • El contenido debe adaptarse al contexto de la plataforma, permitiendo que los usuarios naveguen de una forma más fluida y natural. Salta a la vista que el artículo patrocinado ha utilizado una imagen de calidad similar a las que la rodean y utiliza un título atractivo y acorde al lenguaje empleado en el HuffingtonPost.

Es decir, es como el ninja de la publicidad, pero en vez de ocultarse entre las sombras y utilizar un shuriken, lleva el cartel de “anuncio” colgado al cuello y como armas utiliza una flor y muy buen rollo.

¿Desde cuándo existe la publicidad nativa?

Los orígenes de la publicidad nativa se remontan allá por la década de los ’30 con el product placement, cuando veíamos a los protagonistas de las películas o series, consumir productos en pantalla, sin interrumpir la experiencia de los usuarios.

A día de hoy, el product placement se ha adaptado a las nuevas tecnologías, se ha cambiado de nombre y está pisando fuerte en el sector, tan sólo tenemos que visitar medios como BuzzFeed o El Huffingtonpost para darnos cuenta de ello.

¿Cómo tenemos que utilizar la publicidad nativa?

Igual que cualquiera de nosotros escoge una prenda u otra en función del sitio al que va, la publicidad nativadebe adaptarse al contexto en el que se comunica. Adaptándose al estilo del espacio en el que se inserta: tono, estilo, imagen e incluso, contenido.

Del mismo modo, debe enriquecer la experiencia del usuario y para ello debe estar dotado de un contenido útil, de fácil lectura y que añada valor.

Por último, no debemos olvidar el objetivo último, comunicar valores y ayudar a que el consumidor los asocie con nuestra marca.

¿Por qué utilizar publicidad nativa?

La respuesta a esta pregunta se reduce a un sencillo punto: depende del objetivo.

Diversos estudios han revelado las bondades de la publicidad nativa y, por supuesto, sus problemas.

En el lado de los problemas, encontramos el bajo CTR y la reducida capacidad de conseguir leads, lo que nos lleva a un escaso poder de comercialización a corto plazo. Y por otro lado, la delgada línea que existe entre la noticia y el anuncio.

Las bondades de la publicidad nativa las has podido leer a lo largo del artículo, se trata de una comunicación no intrusiva, que respeta a los usuarios, impulsa el conocimiento de la marca, fomenta el engagement con la misma y, por supuesto, permite asociar emociones y valores positivos a nuestra marca. Pero es que además, es una herramienta perfecta para los medios sociales y el ámbito móvil.

Esperamos que la clase de marketing haya sido esclarecedora. Ahora, los deberes, tenéis que enviarnos cinco muestras de publicidad nativa

Vía: sgsmartketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *